.......c ........ ...


TIEMPO URUGUAYO | Jueves 29 de Diciembre

TIEMPO LIBRE

MONTEVIDEO A RITMO DE GAITAS

2005 fue otro año en el que la música celta siguió ganando terreno en Uruguay, principalmente en Montevideo. En octubre se celebró el Tercer Encuentro Uruguayo de Música Celta en la Sala Zitarrosa con tres funciones a sala llena. Para sus organizadores fue una demostración de que el movimiento que hace unos años pasaba inadvertido por basarse en esfuerzos aislados, hoy gracias a la reunión de esfuerzos, brinda espectáculos de calidad que no tienen mucho que envidiarle a los espectáculos celtas internacionales.

La música celta proviene de los países donde habitaron las tribus con el mismo nombre: Irlanda, Escocia, Gales, La Bretaña francesa, Galicia, Asturias y el Norte de Portugal, que datan de 800 al 1000 A.C. Estas fueron quienes sirvieron de inspiración para un gran grupo de bandas uruguayas.

UN INSTRUMENTO CADA VEZ MENOS EXTRAÑO EN URUGUAY

Hasta 1970 tocar la gaita en uruguay estaba reservado para personal militar británico o escocés que pasaba esporádicamente por el país. Existían gaiteros por separado y fue recién a fines de los años 70 que un grupo de jóvenes anglo-uruguayos de Montevideo, con el apoyo de la Sociedad de San Andrés del Uruguay (St. Andrew´s Society of Uruguay - la principal asociación cultural de la comunidad escocesa del país), formó la banda de gaitas escocesas St. Andrew´s Society of Uruguay Pipes and Drums (SASUPF).

A fines de los 80 apareció una segunda agrupación bajo en nombre de The Claw (la garra). Este fue un grupo de entusiastas entrenados por uno de los pocos gaiteros de la SASUPD que aún residía en Uruguay. Fueron ellos quienes reavivaron el interés por la música de la gaita escocesa en el país, atrayendo a cada vez más adeptos, y lentamente el grupo evolucionó hasta transformarce en la segunda banda de gaiteros escoceses de Uruguay, The Southern Cross Pipe Band (SCPB), en 1993.

La tercera banda de gaitas escocesas que se formó en nuestro país e la Riverside Pipe Band que tiene sus raíces en SCPB, ya que de fue allí donde sus cinco fundadores comenzaron a tocar. El nombre Riverside (riviera) alude a la ubicación geográfica de la banda que es Montevideo a orillas del Río de la Plata.

GAITAS ESCOCESAS GALLEGAS Y TAMBIEN ASTURIANAS

Pero, como ya dijimos, la música celta no es sólo proveniente de Escocia. En Montevideo existe también la Banda de Gaitas del Centro Asturiano y Casa de Asturias que funciona desde 1993 y desde sus comienzos se dedica a interpretar todos los ritmos del repertorio tradicional asturiano.

"El problema acá es que absolutamente todas las bandas de gaitas y los grupos de música celta no tienen cursos dados por profesionales. Lo hacen todo y es un sacrificio terrible. Por lo que tampoco se puede pedir un nivel elevado cuando se hacen las cosas por tu cuenta, con malos instrumentos y con muchas dificultades", nos cuenta Jorge Bousoño, la única persona con título de profesor de gaitas asturianas en Uruguay gracias a una beca que le concedió el principado de Asturias. Y agrega: "Igualmente creo que de Sudamérica son los mejores".

"Hoy ponés a cualquiera de los grupos que se está dedicando a este tipo de música en un escenario internacional en cualquier parte del mundo y cualquier persona puede llegar a apreciarlo y a darse cuenta de que es de calidad"
, cuenta Gabriel Páis, director de Fisterra, un grupo formado a fines de 2003 que fusiona elementos de la música folclórica gallega, asturiana y latinoamericana.

OTRAS PROPUESTAS

También entre la diversidad de propuestas celtas que se encuentran en Montevideo nos encontramos con propuestas más exóticas. Es el caso de Karen Ann & Galemire un duo formado por una galesa y un uruguayo. Ella es conocida por la fuerza de su voz y su expresividad. Canta en galés, gaélico irlandés y escocés, inglés y bretón. Por otra parte existe el grupo pionero de Folk irlandés Grianan.

También en el ambiente de la música celta se pueden encontrar músicos del jazz, R&B, Folk, música clásica y rock, como es el caso de Los Casal. Conformado por un padre, sus dos hijos y su hermano, Los Casal fusionan la música celta con arreglos provenientes de otros estilos contemporáneos.

Además de tocar una vez al mes en el único pub irlandés que existe aquí en Uruguay (The Shannon Pub), estos grupos se dieron cuenta que en la unión estaba la fuerza y que organizándose para brindar un espectáculo todos unidos iban a lograr mejores resultados.

El primer año en el que se hizo el Encuentro Uruguayo en la Sala Zitarrosa fue entre semana y durante una noche en la que jugaba Uruguay. Nadie apostaba nada y las dos funciones terminaron agotadas. Este año el movimiento se ganó el derecho de piso, tiene mayor promoción en los medios de comunicación y actuó durante todo un fin de semana.

Gabriel Pais señala: "La idea del Festival era promocionar la que estabamos haciendo acá es algo nuevo. Es meritorio y es lo que más nos enorgullece a todos. Que no fue algo que lo pedimos y nos lo concedieron sino que fue algo que lo peleamos y a base de esfuerzo lo conseguimos.